¿QUÉ ES EL CROSSFIT?

Todo el mundo habla sobre el CrossFit. ¿Es realmente algo para mí? En esta guía te aclaramos todas tus dudas.

CrossFit es una disciplina fundada en Estados Unidos y que ha crecido rápidamente por todo el mundo. Puedes encontrar gimnasios de CrossFit en mas de 150 países de todo el mundo. En Europa hay así 4000 centros de CrossFit.

Las clases consisten en entrenos de alta intensidad incluyendo movimientos funcionales. En estos movimientos evitamos aislar la musculatura como se suele hacer en muchos programas de fuerza.

Se involucra una gran cantidad de musculatura emulando los movimientos que realizamos en la vida cotidiana. Esto nos ayuda a conseguir una fuerza real, y útil. La parte de alta intensidad nos ayuda a estar mucho más en forma.

Una de las claves del Crossfit es el trabajo de todo tipo que se realiza en las clases:  Fuerza, flexibilidad, potencia, agilidad, resistencia cardiovascular, velocidad, equilibrio, y precisión. Esta gran variedad es la razón por la que este deporte es muy eficaz.

Otro punto importante del Crossfit es el hecho de que las clases dirigidas suelen ser en grupo reducido, lo que permite al entrenador personalizar la clase a las necesidades de cada cliente. De esta manera pueden estar entrenando un principiante y un gran atleta codo a codo.

El CrossFit te pone en forma

LOS BENEFICIOS DEL CROSSFIT

Tanto si quieres perder peso, ponerte en forma, aumentar fuerza, el CrossFit te puede ayudar a conseguir los objetivos. La variedad de los entrenos te ayudará a conseguir tus metas, a no aburrirte, y a ver resultados constantes.

Ponerse en Forma

Sin duda alguna el beneficio número uno de practicar CrossFit es el ponerse en forma. Pocas disciplinas conseguirán mejorar tu condición física como lo hará el CrossFit. No es una moda. Muchas investigaciones científicas han respaldado los resultados de este y otros programas de entrenos funcionales.

La Mente

Una parte de la que no se suele hablar sobre el CrossFit la parte mental. Siendo un entreno duro, requiere concentración absoluta, lo cual hace que nos olvidemos de los problemas durante la hora de entreno. Es una desconexión muy beneficiosa.

Salud

CrossFit ayuda a mejorar la salud del corazón, presión arterial, y reduce el índice de grasa corporal. Dejando de lado los efectos físicos, y el rendimiento, los efectos del CrossFit en nuestra salud deberían ser una de las principales razones por las que deberíamos animarnos a empezar a practicar esta disciplina.

Comunidad

Otra parte que se puede pasar por alto es la comunidad que se forja en los centros de CrossFit oficiales. Conocerás a los compañeros de entreno, y os daréis apoyo mutuo. Te sentirás parte de una comunidad que va a estar ahí para ayudarte en los momentos más duros, y celebrará contigo tus logros.

Personalización

Como comentamos anteriormente, los entrenadores de CrossFit, en especial cuando lo hacen en un entorno de clases reducidas, pueden y deben personalizar los tipos de entrenos para adaptarlos a las capacidades de cada individual.

Eficiencia

Las clases están estructuradas de tal manera que se realiza un gran volumen de trabajo en la hora que dura la clase. Para aquellos que no tienen mucho tiempo para entrenar, el CrossFit les ofrece una manera eficiente de aprovechar el tiempo. No es necesario entrenar muchas veces por semana para ver los beneficios del CrossFit. Con dos o tres de entrenos por semana, vamos a notar una mejoría substancial.

EL COSSFIT ES PARA TODOS

En términos generales el CrossFit lo podemos considerar un deporte que pueden practicar todos. Dado que el CrossFit se centra mucho en opciones y variaciones para ajustar los movimientos y clases a las particularidades de cada cliente, un gran abanico de personas se puede beneficiar de los efectos del CrossFit.

Siempre que no tengamos algún problema de salud serio, el entrenador será capaz de adaptar la clase. Por ejemplo, si toca correr y no te va bien el impacto en las rodillas, te pueden poner a remar o en la bicicleta estática.

Sin ir más allá yo he estado en clases con atletas que compiten en CrossFit, padres de edad media que quieren ponerse en forma, gente con obesidad que quiere perder peso, y jubilados de más de 70 años que quieren retrasar la vejez. A cada uno se le adapta la clase y todos entrenan juntos.

Las necesidades de una un atleta de competición y de un jubilado son similares. Ambos deben hacer sentadillas, los primeros para competir, los segundos para poder sentarse y levantarse de una manera segura. Lo único que cambiará es la carga y velocidad de ambos, pero ambos deben trabajar la sentadilla, eso sí, cada uno lo deberá trabajar dentro de sus capacidades físicas.