La mayoría de nosotros nos apuntamos a un gimnasio, un box de crossfit u otro tipo de actividad deportiva para mejorar nuestro aspecto físico, sentirnos mejor con nosotros mismos e intentar estar más sanos. Pero el tiempo que estamos en el gimnasio no es el único tipo de actividad física que realizamos.

Independientemente de cuántos días a la semana entrenemos, ¿qué pasa con el resto del tiempo? Es decir, tenemos que entender que el entrenamiento es muy importante para estar sanos y evitar ciertas enfermedades, pero también es muy importante considerar el movimiento durante el resto del día. Llevar una vida activa ayuda a complementar nuestro gasto calórico para mantenernos saludables.

Por eso, es importante tener en cuenta que no es lo mismo ir a trabajar en coche o moto que ir en bicicleta o caminando. Tampoco es lo mismo ir en transporte público, como el METRO y hacer cola para subir las escaleras mecánicas que activarnos subiendo las escaleras convencionales. Así, es importante que tomemos en cuenta nuestro estilo de vida y la energía que gastamos diariamente.

El NEAT (Non-exercise activity thermogenesis) es el gasto energético diario empleado en cualquier actividad no considerada como ejercicio físico. Es decir, del resto de actividades que realizamos a lo largo del día. Esta actividad sin ejercicio es un complemento crucial a nuestro entrenamiento para conseguir los efectos de salud y pérdida de peso que buscamos.

Subiendo escaleras para hacer NEAT

¿Por qué es el NEAT importante?

La mayoría del gasto calórico diario se produce mediante el metabolismo basal en reposo (funciones vitales del día: respirar, mantener la temperatura corporal, pensar…), seguidamente, otra gran parte de las calorías gastadas durante el día se produce gracias al  NEAT y finalmente, una pequeña parte de las calorías que quemamos durante el día se consigue mediante el ejercicio. Es decir, es más importante moverte durante todo el día para aumentar tu NEAT y entrenar 1h, que entrenar 2h y estar sentado el resto del día.

Hombre yendo al trabajo en bicicleta

¡ve al trabajo en bicicleta si puedes!

¿Qué puedes hacer para aumentar tu NEAT?

El simple hecho de caminar es el más importante. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda caminar un mínimo de 10.000 pasos/día.

Ve a trabajar caminando o en bici, deja los vehículos en casa y en el caso de que tu trabajo te exija estar muchas horas sentado, ve levantándote y moviéndote de vez en cuando. Si tienes que ir en transporte público, sube las escaleras y bájate una parada antes para añadir pasos a tu día.

Deja el ascensor y sube y baja las escaleras para entrar y salir de casa.

Aprovecha tus días libres para moverte y no quedarte en casa. Salir a patinar, ir en bicicleta o caminar por la montaña no solo te pueden ayudar a despejar la mente y encontrar algo de tranquilidad, sino a mejorar tu condición física.

Persona montando bicicleta en el horizonte

Para finalizar, recordar que activar nuestro NEAT es otra de muchas herramientas que podemos usar para perder grasa de manera sostenida y saludable. Pero siempre debe ir acompañado de una nutrición y un entrenamiento adecuados.